PABELLÓN POLIDEPORTIVO DE LA UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA

PABELLÓN POLIDEPORTIVO DE LA UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA

Deporte y Tiempo libre

PABELLÓN POLIDEPORTIVO DE LA UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA - Pozuelo, Madrid - España


Año: 2016

Metros Cuadrados: 800

Estudio: Alberto Campo Baeza

Arquitectos: Alberto Campo Baeza

Más que un pabellón polideportivo, un espacio de luz y amplitud.

El pabellón polideportivo de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) de Pozuelo, en Madrid, es un gran espacio diáfano, con mucha luz y amplitud.
Es un proyecto sobrio que está muy acorde con el resto de edificios, arquitectónicamente hablando.
Ubicado en el área metropolitana de Madrid y dentro del mismo c a mpu s de la Universidad Francisco de Vitoria, se plantea la realización de un pabellón polideportivo y un aulario como una pieza ligera en vidrio y panel de GRC respetando la visión arquitectónica del resto de edificios que forman la universidad e integrado como un todo unificado.
La estructura del polideportivo se plantea en acero, con una red de pilares y vigas en fachadas y cerchas para compensar las grandes luces de cubierta. El resto se compone de hormigón armado, con la singularidad de vigas de gran canto sobre el espacio de las piscinas sobre las que se apean los soportes del aulario. Su distribución está formada por dos cajas limpias, bien definidas y unidas por una planta cuya cubierta se establece como patio exterior de interrelación.

El edificio, que volumétricamente se adapta al campus en cuanto a alturas máximas y alineaciones, transmite una clara diferenciación con el espacio docente, así como en volumen y material de fachada entre el uso deportivo y educativo, formado por unas dimensiones aproximadas en planta de 50 x 60 metros y con una altura de 12 metros, siguiendo la línea general de todos los bloques que conforman el campus. El polideportivo, que está formado por pistas deportivas, gimnasio, piscina, centro de fisioterapia, etc., es además, un espacio que se convierte en una sala polivalente para múltiples usos como reuniones y/o temas de carácter universitario, convirtiéndose en un lugar muy completo donde los alumnos de la universidad pueden realizar actividades lúdicas y deportivas sin salir del recinto.

En el proyecto también se ha tenido en cuenta la orientación del polideportivo, influyendo incluso en los diferentes tipos de materiales utilizados en su estructura en función de la exposición a la luz. Si hablamos del ángulo sur, que está más expuesto al sol, está acabado con un hormigón aligerado GRC. En cambio, en la parte del ángulo norte se plantea un vidrio translúcido. En el segmento de la fachada suroeste hay una banda baja en vidrio transparente que potencia la relación con la plaza central del campus, siendo este mecanismo idéntico en la parte noreste. Esto permite, por tanto, una relación más visual entre la plaza y el polideportivo.

El uso de los grandes formatos cerámicos, en concreto el modelo Maxfine Titanium White, en las gradas del polideportivo y en parte de revestimiento, con el formato 300 x 100 cm y 6 mm de espesor aportan fuerza y luminosidad al espacio deportivo diseñado por el arquitecto Alberto Campo Baeza.
Este polideportivo de 9.000 m2 va más allá de ser un espacio donde practicar deporte. Es un lugar arquitectónico con mucha irradiación, es amplio, y está pensado, desarrollado y ejecutado para ser un complemento más de la universidad.

Nuestra web utiliza cookies para garantizarte una experiencia de navegación mejor.
Si deseas más información sobre las cookies y sobre cómo configurar su activación en el navegador, lee nuestra Política sobre Cookies.